miércoles, 3 de diciembre de 2008

Otro writing

Al fin y al cabo son cosas que he escrito, ¿no?
Éste fue del examen que hice el lunes, en el que entraba, al igual que en los otros, solamente el presente simple y continuo. Además, salvo que me dé la vena creativa, suelo ser bastante conservador en la escritura. Está aún sin corregir, y espero que esté bien. El tema era, como el e-mail, la descripción de una persona. Tenía que ser un familiar y opté por hacerlo de mi hermano, el mini-yo. Nos pedían 100 palabras y, como he dicho, opté por poco más.

Pongo una foto en la que una "amiga" comenta que se nota que ya tengo los 30 (aunque ella tenga más, claro).


I'm talking about my youngest brother. His name is Jose. He is 23 years old and he lives in Cordoba.
I can say that he lives with my parents, but he is always out. He often stays at home for dinner and to sleep.
He is a secretary (no recordaba cómo se dice contable) and he's studying too.
He is the most extrovert in the family. He is always talking and laughing. He likes going out to parties, clubs and restaurants. He loves drinking and dancing with his friends. He is usually having parties and meeting people.
He wasn't very sporty, but now he is going to the gym twice a week. He doesn't smoke, but he doesn't eat a lot of healthy food.

Dos cositas de inglés

Este año mi curso de segundo está siendo totalmente extraño. Hemos tenido poco más de un mes de clase y con 4 profesoras distintas. Además, como se empieza repasando, hemos dado poco más del presente simple y el continuo.
Aquí adjunto dos cosillas que he hecho para clase. Una es la descripción de un cuadro y la otra es un email. En ambos se ve mi maravilloso dominio del presente continuo.


This picture is called Baño en Asnieres by Georges Seurat and I have a mother’s copy in my living room. I love this picture because I relax when I’m looking at it.
It’s a picture about a hill and a river where people are sitting or swimming.
In the middle you can see a man who is sitting. He is only wearing shorts and a hat and is staring the water. It seems he is so relaxed.
On the left there are three men, but they are alone. The nearest man is lying on the grass, next to him there is a dog. He is wearing a white jacket, black trousers and a hat. The two men are sitting, one is wearing a grey underwear t-shirt, a hat and trousers. The other is so far that you only can see he is wearing white clothes.
On the right, there are two young men into the river. The nearest boy is standing and the water is near his waist. It seems he is only wearing shorts and a hat and he is cool, because he is blowing his hands. The other boy is standing too.
In the background you can see a city and some boats on the river.


From: Antonio Torres (anthonytowers@gmail.com)
To: ****
Subject: Hi

Hi, Brian.
I’m Antonio, from Seville, Spain. I was really born in Cordoba, but I live in Seville since 1996. I’m a civil servant and I work in a call center. I like my job, because I report about unemployment benefit. I’m always studying laws.
I live in a flat that I’ve bought six months ago. I live alone but I like living with a partner too.

I like books and films. I’m always reading a book and looking for information about films on Internet. I’m learning English because I like music and travelling, and I’d like to understand what I’m listening to and who I’m speaking.
At weekend, I usually go out with my friends. I like speaking with them and dancing. I think I’m extrovert and talkative. And I take care of them, too.
I’m doing exercises at home, because I’m short of money now.

Waiting for your answer.
Wishes,

jueves, 27 de noviembre de 2008

La canción de mi cumpleaños



Bueno, me faltaba poner canción a la entrada "Mi cumpleaños", así que vamos a bailar con Amapanoia y Carlos Jean:




Hacia adentro pa sentirte contento...

Cuando cumples los 30, mi hermano,
no eres más joven ni más viejo
deberías ser más sabio.
Lo sufrido y aprendido a los 20
a los 30 potente
paga la cuenta y deja cambio

Estribillo:
Mira p´adentro
mira p´adentro
mira p´adentro pa sentirte contento (x2)

El hombre de 30 se va haciendo maduro
mira el tiempo perdido
y mira el futuro
ya no le vale lo de fuera
y mira hacia dentro
para sentirse seguro y contento

Estribillo (x2)

A los 30 la mujer es una flor preciosa
que fue tomando color
y su brillo se ahoga
Madre, amante, amiga, trabajadora,
quiere un mundo mejor
y lo quiere ahora

Estribillo

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Enajenao (como Harry Potter buscando la cámara secreta)



Últimamente vuelvo a tener mis accesos de ira, que intento ocultar, aunque se me acaban notando en la cara. Y no es para menos.

El primero (y peor) me vino hace dos sábados. Acababa de terminar el festival de cine, con el consiguiente resentimiento físico y, por unas cosas y otras, al final acabé de marcha. Pero no estaba solo... (puntos suspensivos en toda su extensión) porque se nos acabó emperchando un conocido de unos del grupo. Y digo emperchando porque los que lo trajeron desaparecieron y tuvimos Pili y yo que aguantarlo. Yo, al poco tiempo de entrar en Ítaca, discoteca en la que me gusta bailar (últimamente no tanto), sólo le pedía a Pili que me dejara bailar, no quería pensar, no quería escuchar otra cosa que no fuera la música repetitiva y cambiante (House). Y en mi cabeza, como a Harry, se oía una voz sosurrante diciendo "matar" (realmente no la oía, simplemente me entraban ganas de extrangular, pero eran, sobre todo, instintivas). Creo que es la primera vez en mi vida que me entra tal grado de repulsión hacia una persona, y eso que precisamente el amigo que lo trajo tiene fama de presentar a los mayores espertentos de Sevilla.
Por que algo que no soporto últimamente es la estupidez humana unida a una falta de humildad total; pues somos seres conscientes y en esta consciencia debería estar incluida nuestras limitaciones y un poco de saber estar. Así que toparse con alguien que no sabe comportarse, incomoda y no se da cuenta de todo esto puede resultar muy perjudicial si estás cansado y sólo quieres tranquilidad con la gente que realmente te apetece estar.

A todo esto puedes unir el compartir vivencias con personas, que parecen no darse cuenta de las normas que se deberían cumplir, para una mejor convivencia. O las que piensan que un ofrecimiento tuyo en un momento determinado le dan la opción de pedirte lo anteriormetne ofrecido como algo natural.

Y, por supuesto, los (pocos, por suerte) casos de atención al público en los que te entran ganas de ponerte al nivel del usuario, para decirle cuatro verdades, de las que parecen no ser conscientes.

De todas formas, siempre podemos bailar al ritmo de Dover con esta maravillosa versión de la Terremoto.


martes, 25 de noviembre de 2008

Mi cumpleaños


¡Dios mío, 30 años ya! Estamos en la época de exaltar la juventud (a la experiencia) y cualquier intento por aparentar menos edad es bien visto. ¡Y yo dejando la veintena!
Ahora que estoy en los 30 puedo, al menos, mirar algo para atrás y ver todas las cosas que he hecho y he dejado de hacer. Las veces que he creído morir por amor y las veces que este sentimiento me ha hecho sentir que volaba, que era indestructible.
También he ido perfilando las amistades de las que me he rodeado, perdiendo amigos en el camino que me ha dolido perder o que simplemente ha ocurrido casi sin darme cuenta; pero también encontrando a otros con los que seguir adelante, compartiendo el tiempo que va pasando (con Loli, como diría la Terre). Aunque, haciendo cuentas, he perdido a algunos pero he conservado más (aunque algunos sean en la distancia). De todas formas, me siento rodeado y protegido por tanta gente especial que sé que está ahí (y en esto incluyo a mi familia).
He estudiado la carrera que he querido y estoy trabajando en lo que he querido, en lo que he luchado por conseguir. Aunque gane poco dinero, menos del que realmente necesito, tengo para más o menos vivir (que no malvivir). Un trabajo que me gusta y en el que, a base de codos, espero ascender.
Y también tengo mi casita, mi lugar sólo mío (que no del banco, que mientras pague las letras no tiene problema en reconocerlo como mío). Donde puedo dejar entrar a quien quiera (aunque me gustaría que entrara otro tipo de gente) y donde tengo mi entorno a mi gusto y capricho.

Nota: Algo que me emocionó el día de mi cumpleaños, y de lo que hablaré en otra entrada, es lo que dejó Arwen en su blog:
http://enbusca.blogspot.com/2008/11/ser-amigos.html

jueves, 20 de noviembre de 2008

Con un par de tomates

En el puente del Pilar me fui a Córdoba a ver a mis padres. Mi madre, como buena en esta relación conmigo, me dio varias macetas que le pedí (aunque sólo quería una); en concreto una que tenía una tomatera. En un principio pensando que en poco tiempo se acabaría secando, al estar la planta en una ventana.
Pues bien, al cabo de un mes de estancia en Sevilla, no sólo la maceta sigue ahí, sino que ha sacado dos tomates. Y, encima, a pesar de que una de las "crías" está en una rama que rompí al bajar la persiana (estaba mosqueado por que llevo 3 meses esperando a que una compañía de teléfonos me haga la portabilidad, y no digo nombres porque no estoy yo para calumniar).
La verdad es que estoy muy ilusionado, y puede verse como un ejemplo de que la vida lucha por salir adelante, aunque en mi piso parece tenerlo fácil.
Por otro lado, me da penita pensar qué hacer cuando madure (si lo deja el frío): pues, en caso de comérmelo, me va a dar lástima, aunque también orgullo.


La canción del festival

Como voy haciendo últimamente, pongo una canción por cada entrada. En este caso es una canción con la que nos podemos sentir identificados la inmensa mayoría del público del festival. No pongo letra.

Festival



Ya por segundo año puedo disfrutar del Festival de Cine Europeo de Sevilla con mi abono de estudiante. Además de hincharme de ver películas, la consideración de estudiante siempre alaga.
Este año Pili y yo decidimos tomarlo con más calma (Arwen se rajó). Por lo que no cogimos el abono entero, sino solamente 17 películas. Además teníamos visitas, por lo que teníamos que compaginar el visionado con el charloteo.
Empecé el festival con una película danesa del dogma 95, a la que tenía algo de reparo por pensar que iba a ser demasiado pretenciosa. La película, Italiano para principantes (sé que es poco cool no haberla visto antes), resultó ser divertida y amena, un buen ejemplo de cine bien hecho. Además, como se me está colgando el sambenito de estar aprendiendo inglés por motivos sexuales-sentimentales; en la película se puede ver perfectamente que hay gente que lo hace, aunque mis motivos sean "más elevados".
Por lo demás, este año el festival ha transcurrido con resfriados por nuestra parte y, salvo muy contadas ocasiones, un buen cine del que disfrutar. Por supuesto que, para quien quiera, le puedo hacer una lista de películas recomendables; porque merecen la pena muchas de ellas.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Así me rapo, así me siento

Copiando a Arwen, pero más radical, ahí pongo una foto de mi nuevo look. Y es que quería cortarme un "poquito", pero, en pleno síndrome peluquero (siempre cortan más de lo que deberían), acabé cambiando las cuchillas, hasta dejarme el pelo como lo tengo ahora.
Y, como conclusión, diré que adictivo cortar el pelo, por eso siempre se acaba cortando más de lo deseado; y, por lo mismo, estoy deseando que alguien me pida que corte el pelo (aunque si lee lo anterior no lo hará).



Se aceptan comentarios.

Algunas veces

Algunas veces en la vida conoces a alguien. Entonces puedes estar dispuesto a crear mariposas. Sientes que es el momento para empezar algo, aunque seguramente sepas que no es tan especial como te gustaría, pero estás a la expectativa.
Algunas veces te apetece dejarte llevar por lo que la vida te ofrece, de una forma inconsciente y consciente a la vez, sintiendo más incluso de lo que realmente las circunstancias te hacen sentir.
Y es que algunas veces resulta divertido construir una realidad más allá de lo que la realidad te ofrece, aunque sepas que lo que realmente ocurre está supravalorado.
Y es porque algunas veces necesitamos ese tonteo inocente (si se puede llamar al tonteo inocente), porque necesitamos tontear algunas veces.
Y, además y sobre todo, es porque algunas veces tenemos la esperanza de que lo que pensamos que no podemos llegar a sentir, puede alcanzarnos.


Si tengo que pensar en La Realidad y El Deseo, resulta inevitable acordarse de Luis Cernuda, por eso traslado dos poemas suyos:

NO DECÍA PALABRAS (De Los placeres prohibidos)

No decía palabras,
Acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
Porque ignoraba que el deseo es una pregunta
Cuya respuesta no existe,
Una hoja cuya rama no existe,
Un mundo cuyo cielo no existe.

La angustia se abre paso entre los huesos,
Remonta por las venas
Hasta abrirse en la piel,
Surtidores de sueño
Hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
Una mirada fugaz entre las sombras,
Bastan para que el cuerpo se abra en dos,
Avido de recibir en sí mismo
Otro cuerpo que sueñe;
Mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne;
Iguales en figura, iguales en amor, iguales en
deseo.
Aunque sólo sea una esperanza,
Porque el deseo es pregunta cuya respuesta nadie
sabe.


EL AMOR Y EL AMANTE (de Las nubes)

¿Eres amor? Pasa el fuego,
Cruza con alas el mar,
Despierta a la vida el sueño,
Da hermosura a lo real.

¿Eres tan sólo la sombra?
Cubre con su resplandor
Tu mentira. Haz que la sombra
Venza al fuerte, al puro amor.

domingo, 5 de octubre de 2008

Sensaciones (entrada after hours)



Si tengo que hablar de sensaciones en esta after hours, lo primero de lo que hablaré se puede resumir en una frase:
"Ese abismo que nos separa (como diría Amanda Gris)"
Realmente esa frase es de La flor de mi secreto, de Almodovar, pero resume perfectamente ese pequeño detalle que puede parecernos insalvable cuando se trata de una persona a la que queremos.
Resulta triste pensarlo, sobre todo cuando son las 9 menos cuarto de la mañana, estás cansado y la cama puede parecer más solitaria. A veces ves esos abismos que te separan de las personas que quieres, pequeños detalles que te recuerdan de pronto que tus amigos no son tus medias mitades, al menos exactamente.
A pesar de la tristeza, del cansancio y (ahora toca Nietzsche, que para algo he escuchado hoy dos veces una versión de la introducción del Así habló Zaratustra) ese enano que de susurra al oído que mientras más subas peor será la caída, se debe pensar que debemos ser ingenieros, construyendo puentes para salvar esos pequeños abismos que nos separan de los demás.



Mi segunda sensación ha sido de la vuelta a casa. Porque yo tengo (imagino que como todos) lugares a los que queremos volver, porque el estar ahí reconforta, como una mesa camilla al llegar a casa con los pies helados. Y eso también ha ocurrido hoy, en una discoteca, al moverme por una pista de baile que no pisaba en los meses que ha durado el verano en Sevilla. Aunque la música no haya sido la misma (al cambio de dj se lo debo) y el local haya estado demasiado lleno por momentos para poder tener un momento de paz, sabía que estaba de nuevo donde quería estar, aunque haya pasado más calor que en todo el verano en el que no quise entrar.

Otra sensación, anterior a las otras dos, ha sido volver a oír y ver cantar a mi amigo Ángel, el cual me ha avisado de su actuación en Santa Catalina. Ha sido, también, un volver a cosas ya vividas, compartidas en la ilusión que él siente y disfruta; de la misma forma, y espero me perdone la expresión, que un yonqui espera su dosis de metadona. Sé que él siente algo muy fuerte cuando se sube a un escenario y, lo mejor de todo, cada vez está consiguiendo transmitirlo más.

Y, por último, tanto cronológico como testimoniado, debo hablar de mi sentimiento de impotencia al no poder coger ninguna bicicleta de sevici, en los dos puntos de recogida de la Alameda, como en el situado en la esquina de calle Feria con Resolana (espero que eso no sirva para que algún cyber-sicópata decida imaginarse mi lugar de residencia).

PD: Existe otro sentimiento, éste de maldad, pues estoy tecleando (con el ruido que eso produce) a las nueve de la mañana. Espero que sea mi pequeña venganza a mis vecinos de arriba, que parece que taconean ellos y sus hijos; y a los de abajo, que puedo jurar por Snoopy, Mafalda y la existencia infinita de Inditex (aunque se extinga la especie humana), se dedican a hacer fiestas que empiezan por la noche y acaban a la tarde-noche del día siguiente (y si no se lo cree alguien, que baje Superman y lo demuestre).

viernes, 26 de septiembre de 2008

El gran inquisidor



Hoy me he reafirmado en el nuevo papel donde, parece, me estoy reafirmando. Y es que últimamente me estoy volviendo intransigente con una serie de cosas que hacen mal la gente que está a mi alrededor.
A veces soy incluso benigno, porque me pongo en la piel de la otra persona o porque, humildemente, reconozco cometer (o haber cometido) los mismos errores.
Pero la mayoría de las veces veo a mi alrededor falta de empatía, exigencias que no se corresponden con la realidad y, sobre todo, a gente que se pierde en sí misma, negándose a ver el resto de cosas que tiene en su vida.
Sinceramente, hay momentos en que pasa por mi cabeza la idea de estar volviéndome asocial, o, al menos, lo suficientemente apático en mis relaciones personales, por no tener ganas de aguantar tanta tontería. Son, esos momentos, los que prefiero pasar en casa encerrado, con mis miserias y la de ningún otro ser humano.


Otras veces veo cosas maravillosas en la gente que me rodea, por la que lucho para conservar, aunque haya momentos en que no lo parezca. Entonces el gran inquisidor se va solo a casa y yo me quedo a disfrutar de la humanidad con la que he sido agraciado.




Human Behaviour (Björk).

If you ever get close to a human
And human behaviour
Be ready to get confused
There's definitely, definitely, definitely no logic
To human behaviour
But yet so, yet so irresistible
And there's no map
They're terribly moody
And human behaviour
Then all of a sudden turn happy
But, oh, to get involved in the exchange
Of human emotions is ever so, ever so satisfying
Oh oh, and there's no map
Human behaviour, human
Human, human behaviour, human
Human, human behaviour, human
Human behaviour, human
And there's no map
And a compass
Wouldn't help at all
Human behaviour, human, human
Human behaviour, human,
Human behaviour, human,
Human behaviour
There's definitely, definitely, definitely no logic
Human, human
Human behaviour
Human.
There's definitely, definitely, definitely no logic
Human, human, human, human.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Amigos que se fueron

Este mes de agosto también ha sido de despedida. Un amigo, que llevaba varios años viviendo en Sevilla, ha encontrado trabajo en Madrid. Ya llevaba varios años con ganas de cambiar de ciudad y me alegro que por fin lo haya logrado.
Pero, por otro lado, me sientro triste, por que ya forma parte de esa larga lista de personas que se han ido de Sevilla. En esta lista tengo dos distintas categorías: una está formada por las personas que, aunque su vida los vincule a otros lugares, sé que posiblemente vuelvan a vivir en la misma ciudad o en alguna cercana; y otra la forman las personas que seguramente no vuelvan a estar en una cercanía cotidiana, aunque con muchas sepa que queda el teléfono, internet y las posibles visitas.
La pena viene cuando la intuición me dice que Rad estará en la segunda categoría, y se hará difícil poder tomarnos una cerveza en un bar cercano, para saber de nuestras vidas, recomendarnos música y películas, y, sobre todo, echar unas risas.
Aún así guardo su último regalo en la cabecera de mi cama, una pequeña miniatura de Londres en madera, y sé que siempre estará velando por mí, al menos el recuerdo.


Bueno, en mi nueva costumbre de agregar música a las entradas, en este caso viene que ni pintada otra canción de Amparanoia, pero no encuentro el vídeo correspondiente. Por este motivo pongo la letra (preciosa desde mi punto de vista) y que me la pidan en su próxima visita a casa.

Iluminando

Aquí están, aquí están, iluminando
Aquí están, aquí están, iluminando

Los amigos que se van, se han ido
si eran buenos siempre están contigo

Iluminando, aquí están

Amigos buenos por un momento
o toda la vida
que triste siempre será la despedida.

Cierro los ojos y te veo venir lleno de color
África
cuatro cuerdas, la cumbia y la vida
mexico da la bienvenida

Aquí están, aquí están, sigue sonando
Aquí están, aquí están, sigue sonando

Los amigos que se van, se han ido
si eran buenos siempre están contigo

Iluminando va, iluminando está, iluminando

Abraza sin miedo al amigo
cuando la vida os encuentra
lleva llena la maleta de recuerdos
y la sonrisa puesta
y tu dulzura y tu coraje
no se han ido de viaje

Aquí están, aquí están, iluminando
Aquí están, aquí están, sigue sonando

Vida

Tras un verano (como la mayoría, por eso me gusta tan poco esa estación) que poco a poco está dejando sitio a la lluvia y la bajada de las temperaturas, parece que la ciudad se renueva. Septiembre ha empezado y queda atrás la inactividad, empiezan lo propósitos nuevos del año (siempre he pensado que el año debería empezar en septiembre, pues volvemos de las vacaciones o simplemente dejamos el calor para empezar nuevas cosas).
En mi caso se me presentan unas vacaciones en Barcelona dentro de poco más de una semana, estoy empezando a estudiar la promoción interna, pronto vuelvo a mis clases de inglés, tengo plan para un intercambio.
Igual que un lagarto que se reanima con el sol, ya desde finales de agosto he empezado a moverme, a una vuelta a la actividad tras días encerrado en mi habitación, a oscuras, huyendo del calor.
Y hoy, a pesar de las pocas horas de sueño tras una marchita nocturna, me siento lleno de vida, viendo todo lo que me queda por recorrer en los próximos meses. Siento, como la canción que voy a poner, que ha pasado una etapa lenta, en la que los días parecían iguales de hacer lo mismo, para llegar a ver lo que me depara la vida. Pero eso sólo se sabe viviendo.



La vida te da (Amparanoia)

La vida
te lleva por caminos
que ni te imaginas.

A veces, me sorprendo triste
y que haré yo con mi vida
lo que debo hacer, con lo que quiero
lo que quiero tener, con lo que tengo.

Vete tristeza,viene con pereza
y no me deja pensar.
Vete tristeza, tú no me interesas
esta sonando la rumba y me llama
me llama a bailar

La vida te da, presión,
y no es de garrafa, no es de sifón.
La vida te da, preocupación,
deja la preocupa y pasa a la acción
La vida te da, presión,
y no es de garrafa, no es de sifón.
La vida te da, preocupación,
deja la preocupa y pasa a la acción

Qué será de la preocupacion, qué seré.

A veces, creo que no pasa nada
y algo afecta a mi alma
Me siento mal, conmigo misma,
me siento mal, no encuentro salida.

La vida te da, presión,
y no es de garrafa, no es de sifón.
La vida te da, preocupación,
deja la preocupa y pasa a la acción
La vida te da, presión,
y no es de garrafa, no es de sifón.
La vida te da, preocupación,
deja la preocupa y pasa a la acción

Qué será de la preocupacion, qué seré.

La vida te da...
La vida te da...
Ay la vida con sus penas,
con sus alegrias
te da pasion, te regalala sonrisas
ay la vida, ay tu vida, ay mi vida
vive, vive, vive tu vida

lunes, 11 de agosto de 2008

Estuve enamorado

Este mes voy a poner, por cada entrada, otra con una canción relacionada.
Para el caso de "Siento", creo que lo mejor será esta canción; así que vamos a dejarlos llevar por el pop y la voz del gran Raphael.



ESTUVE ENAMORADO:

ESTUVE ENAMORADO DE TI
ESTUVE ENAMORADO DE TI
PERO YA NO SIENTO NADA
NI ME INQUIETA TU MIRADA COMO AYER

ESTUVE ENAMORADO DE TI
ESTUVE ENAMORADO DE TI
PERO YA NO SIENTO NADA
NI ME INQUIETAN TUS PALABRAS COMO AYER

Y PENSAR QUE UN DIA TE QUISE
COMO A NADIE YO HE QUERIDO JAMAS
Y PENSAR QUE SIEMPRE TE DIJE
QUE POR NADA TE PODRIA DEJAR

ESTUVE ENAMORADO DE TI
ESTUVE ENAMORADO DE TI
PERO QUIERO SER SINCERO
DE VERDAD QUE, QUE NO TE QUIERO COMO AYER

Y PENSAR QUE SIEMPRE TE QUISE
COMO A NADIE YO HE QUERIDO JAMAS
Y PENSAR QUE UN DIA TE DIJE
QUE POR NADA TE PODRIA DEJAR

ESTUVE ENAMORADO DE TI
ESTUVE ENAMORADO DE TI

sábado, 9 de agosto de 2008

Ciudad sin sueño



Este poema siempre lo recuerdo en esos momentos en los que he dormido poco o nada, y estoy algo rallado, como en la entrada "Algo está roto", dos entradas más abajo.
Por supuesto aquí pongo la versión de musicada de Morente y Lagartija Nick.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!

Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.

Federico García Lorca.

Siento


Esta noche pensaba que no sentía. Te he visto en todo tu esplendor. Brillabas (más que cualquier otro ser a mi alrededor). Y no sentía. O sí. Sentía que no quería volver contigo. Cuando te veía, en los momentos que nos hemos encontrado, sentía impulsos de besarte; sentía que tú eras mi hogar. Pero esta noche no lo he sentido. Era triste, pero cierto.
Y después ha ocurrido lo que tú ya sabes. Ha sido como un portazo que se da y la casa queda temblando. Ha sido el se acabó, ya no hay vuelta a lo que tuvimos. He sentido como si me quitaran una utopía.
No puedo creer que esto realmente esté pasando. Que escriba estas líneas, sintiendo que estoy matando una parte de mí, o una parte de nosotros. Pero creo que es algo que debemos hacer, al menos por mi parte.
Siento (el miedo a no sentir que está rondando últimamente) algo muy fuerte por ti. Sé que te sigo queriendo, pero hoy ya sé (he sentido a lo largo de toda la noche) que ese te quiero no implica ningún deseo de quiero volver contigo, de que te quiera como propiedad ni de que no quiero verte con nadie.
Aunque me sienta raro, creo que tenía que decírtelo.

jueves, 7 de agosto de 2008

Algo está roto.

O algo se está rompiendo (los tiempos verbales no están siendo magnánimos conmigo). Miro dentro de mí y veo que algo empieza a ir mal, que algo no funciona como debiera. Como un sistema de engranajes que han dejado de engrasar. Las piezas se empiezan a desgastar. Y todo chirría.
Puede ser que el calor se me pega a la piel y no me deja soñar, tener esas bonitas fantasías que anidaban en mi mente, como enredaderas colgando de las paredes, como macetas en flor colgadas de los patios cordobeses. La falta de sueño(s) ocurre en estos calurosos veranos, donde las flores no atendidas acaban secándose.
Miro a mi alrededor y ya no escucho, como antes, palabras de amor. O, de oírlas, son en un idioma que nunca me enseñaron. Todo es cuarenta grados a la sombra, inactividad obligada.

La belleza se vuelve trivial y yo me vuelvo ajeno a ella. Sólo deseo quedarme quieto, tumbado, negando la luz. La brisa es artificial, graduada a mis necesidades corporales. Es el consuelo del mando a distancia, de la temperatura controlada.
Todo se derrite en este verano al que ya me he acostumbrado, este verano del que siento que no voy a salir. Todo es calor pegado a la piel, como he dicho antes. Calor que se mete en los huesos y me hace encerrarme en mi habitación, bajar persianas, cerrar puertas y ventanas, cerrarme.
Cuando ya salgo, las persianas, puertas y ventanas siguen estando cerradas y yo me he quedado dentro. Intento abrir puertas, pero siento las bisagras oxidadas. Por las persianas sólo entra un pequeño rallo de luz.

Nota: Esto fue pensado un largo domingo de finales de junio y escrito el lunes 30 de ese mismo mes; cuando aún no tenía internet. Perdón por la tardanza.

viernes, 4 de julio de 2008

Fotos retocadas

En vista de que Arwen ya sale fotografiada, aprovecho para poner dos fotos que retoqué en su momento en nuestro viaje a Berlín.











http://anthonytowers.blogspot.com/2008/01/y-nos-fuimos-berln_21.html

Maybe this time

Creo que voy a tener que crear un ciclo "Un mes, una canción", aunque se parecería bastante a una campaña de telecinco. La cosa es que anteayer, mientras hacía pesas (ahora me quiero volver una musculoca, pero en casa, que para algo la hipoteca no me deja salir ni gastar); volví a escuchar de nuevo esta canción. No sé si será la letra o la fuerza que le da Lisa, la cosa es que me volví a emocionar como si fuera la primera vez que la escuchaba.

La verdad que esta canción también tiene su historia.
Aunque no tenga que ver con la música exactamente, pero mi primera pareja se disfrazó de Liza en unos carnavales, en una época en las que las cámaras digitales eran algo casi de ciencia ficción. La cosa es que llevaba el pelo corto con unas patillas pintadas como la protagonista de Cabaret, con un pantaloncito corto y una camiseta. Le quedaba muy bien, todo sea dicho.
Recuerdo haberle comentado a mi hermano mayor que comprara la peli con un periódico, sabiendo que a él no le iba a gustar, pero como yo tenía ganas de verla y él está mejor que yo económicamente. La verdad que la peli se me hizo larga, pero las canciones me impactaron.
Esta la cogí casi como un himno a poder cantar... y lo canté, pero el amor salió corriendo a las dos semanas.
Aunque eso ya lo he hecho varias veces, con distintas canciones, y el resultado ha sido el mismo, en más o menos tiempo.

De todos modos esta canción es muy especial por otro motivo. Recuerdo, al ir un día a unas oposiciones, haberla escuchado y haberla cantado (mentalmente, pues iba por la calle). Desde entonces se convirtió en mi mantra durante el desplazamiento al lugar del examen. Sé que no pega mucho, pero eso de que quizás esta vez gane, me da muchos ánimos, ¿no?





Maybe this time, I'll be lucky
Maybe this time, he'll stay
Maybe this time
For the first time
Love won't hurry away

He will hold me fast
I'll be home at last
Not a loser anymore
Like the last time
And the time before

Everybody loves a winner
So nobody loved me;
'Lady Peaceful,' 'Lady Happy,'
That's what I long to be
All the odds are in my favor
Something's bound to begin
It's got to happen, happen sometime
Maybe this time I'll win

martes, 10 de junio de 2008

Dos canciones y un poema

Aunque sería más cronológico decir un poema y dos canciones.
Lo primero que recuerdo es leerme el poema "Pequeño vals vienés", aunque para mi gusto no fuera de lo mejor que tiene Lorca en Poeta en Nueva York.
Después, en una de las visitas que hice a Marta en Granada, oí hablar del Omega de Morente con Lagartija Nick; disco donde se fuciona el flamenco con el rock alternativo, con canciones versionadas de Cohen o bien originales con letras de poemas lorquianos. Simplemente me maravilló.
Esta canción, en concreto, recuerdo haberla cantado con Berna, mientras hacía la cena, en mi antiguo piso de Bami. Recuerdo también, haberla cantado en una noche de verano con Cristobal. Haberle grabado el disco, como no, a Eva; que siempre bajaba (ya tiene otras fuentes para buscarse música) de Madrid con ganas de que le pase nueva música.
Entre medias de tanto cante, me dijeron que esta canción, Pequeño vals vienés, era realmente una versión de una canción de Leonard Cohen. Por supuesto que tuvo que escucharla, al principio seguí defendiendo a ultranza la versión, por respetar íntegramente el texto de Lorca. Pero, poco a poco, me doy cuenta que me quedo con las dos.
Por supuesto que la versión original me recuerda a María José, que me la ha puesto en su piso de Bami, de Los Remedios y de Bruselas.





En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.


¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals con la boca cerrada.


Este vals, este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.


Te quiero, te quiero, te quiero,
con la butaca y el libro muerto,
por el melancólico pasillo,
en el oscuro desván del lirio,
en nuestra cama de la luna
y en la danza que sueña la tortuga.


¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals de quebrada cintura.


En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados,
hay frescas guirnaldas de llanto.


¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.


Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.


¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals, este vals del "Te quiero siempre".


En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orillas tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.





Now in Vienna there's ten pretty women
There's a shoulder where Death comes to cry
There's a lobby with nine hundred windows
There's a tree where the doves go to die
There's a piece that was torn from the morning
And it hangs in the Gallery of Frost
Ay, Ay, Ay, Ay
Take this waltz, take this waltz
Take this waltz with the clamp on its jaws
Oh I want you, I want you, I want you
On a chair with a dead magazine
In the cave at the tip of the lily
In some hallways where love's never been
On a bed where the moon has been sweating
In a cry filled with footsteps and sand
Ay, Ay, Ay, Ay
Take this waltz, take this waltz
Take its broken waist in your hand

This waltz, this waltz, this waltz, this waltz
With its very own breath of brandy and Death
Dragging its tail in the sea

There's a concert hall in Vienna
Where your mouth had a thousand reviews
There's a bar where the boys have stopped talking
They've been sentenced to death by the blues
Ah, but who is it climbs to your picture
With a garland of freshly cut tears?
Ay, Ay, Ay, Ay
Take this waltz, take this waltz
Take this waltz it's been dying for years

There's an attic where children are playing
Where I've got to lie down with you soon
In a dream of Hungarian lanterns
In the mist of some sweet afternoon
And I'll see what you've chained to your sorrow
All your sheep and your lilies of snow
Ay, Ay, Ay, Ay
Take this waltz, take this waltz
With its "I'll never forget you, you know!"

This waltz, this waltz, this waltz, this waltz ...

And I'll dance with you in Vienna
I'll be wearing a river's disguise
The hyacinth wild on my shoulder,
My mouth on the dew of your thighs
And I'll bury my soul in a scrapbook,
With the photographs there, and the moss
And I'll yield to the flood of your beauty
My cheap violin and my cross
And you'll carry me down on your dancing
To the pools that you lift on your wrist
Oh my love, Oh my love
Take this waltz, take this waltz
It's yours now. It's all that there is

lunes, 9 de junio de 2008

La carta




Esta será la carta que quizás no debería escribirte, pero que, al menos eso puedo decirlo, no voy a mandarte. Se quedará escrita, por si al emnos tu curiosidad de mí llega a encontrarla.
Hoy te he visto representando todo lo que busco y no encuentro. Era guapo, más de lo que puedo recordar incluso en los momentos en los que estuve enamorado. Representabas esa fragilidad qeu de vez en cuando desprendías cuando estábamos solos tú y yo. Pero ya no eres el mismo. Eres otro, el que quizás ya no pueda alcanzar. Quizás como entonces.
Sigo pensando que no fue nuestro momento, pero que ya nunca vendrá. No me siento con fuerzas para intentar conseguir una derrota (la mía) que ya vi hace años. Quizás tú piensas igual o quizás sólo intentas esa bonita palabra que llaman amistad.
Sólo sé que estabas guapo, que has ido la persona que más he querido y; no sé si te resultará raro, con quien más he congeniado (aunque puedes llamarlo encajar, compenetrarse, reflejarse el uno en el otro...).
Quizás, aunque sepa que no eres perfecto, te pareces demasiado a lo que siempre soñé.

martes, 20 de mayo de 2008

Historias de amores imposibles

Advertencia: se recomienda no leer en caso de no haber visto alguna de las dos películas mencionadas.

El domingo me dediqué, como otras muchas tardes de este día, a tener una sesión doble de cine. Pero esta vez, casualidades de la vida, las dos películas que estuve viendo iban de amores imposibles (queda tan melodramática la expresión, aunque sea tan cierta).

La primera era "Vacaciones en Roma", película que, espero que Arwen me perdone, no había visto todavía. Pensando que se trataría de una película más divertida, me encontré con una comedia romántica con princesa y plebeyo (periodista, para ser exacto).



La segunda fue "Mi Idaho Privado", donde el difunto River Phoenix, chapero, homosexual y con problemas de narcolepsia; se enamora de un jovencísimo Keanu Reeves, compañero de profesión, heterosexual y pijo rebelde.



Si la primera la vi por tener mono de cine clásico, la segunda por poder verla en versión original y tener cerca los exámenes de inglés. Y en ambas, bien por las circunstancias, bien por la orientación, tenemos la imposibilidad de un "happy end made in Hollywood".


Foto de Audrey: de http://enbusca.blogspot.com/

Foto de Mi Idaho privado: de

http://www.estoescine.com/films2951.htm

lunes, 12 de mayo de 2008

Cierro los ojos y te veo venir lleno de color

Si hay algo de lo que me ha terminado de confirmar lo que ha rodeado a la compra de mi casa ha sido que estoy rodeado de buena gente. No hablo solamente de mi familia, pues sin ellos no estaría viviendo en esa casa ahora mismo; sino también de mis amigos, los que han demostrado serlo de verdad.



Un amigo no está para sacarte las castañas del fuego, aunque en ocasiones llegue a hacerlo; sino más bien para saber que está ahí, para darte su apoyo, escucharte y aconsejarte. A veces ni siquiera puedes hablar con ellos pues la vida los ha mandado lejos, pero sabes que están ahí, iluminándote. Su recuerdo es tan bonito que puedes cerrar los ojos y volver a sentirte tan bien como cuando estabas junto a él/ella.

Si algo me demuestran estos meses de indecisiones y mudanzas es que tengo mucha, mucha suerte; y no solamente por mi familia.

Nota: El título está sacado de "Iluminando" de Amparanoia, canción dedicada a los amigos que se van, pero no se han ido.

jueves, 8 de mayo de 2008

Vida en solitario

Ya llevo más de un mes viviendo solo (aún teniendo en cuenta la semana que mi padre y mi hermano vinieron a pintar) y la verdad es que me encuentro genial. Puedo levantarme, si quiero, desnudo y entrar al cuarto de baño sin cerrar la puerta. Cuando quiero hablar o estar con alguien, sólo tengo que llamar por teléfono; aunque todavía estoy esperando a que en mi nueva situación empiece a recibir más visitas; aunque es normal que tenga pocas, ya que últimamente mis amigos están ocupados con sus propias vidas, aunque sinceramente a mí me pasa lo mismo con la mía.
Lo que sí veo que necesito es internet y un fijo, otras dos vías de comunicación con todo lo que queda fuera de mi casa. Echo de menos tener el ordenador encendido todo el día, y poder consultar todo aquello se me pase por la cabeza. Y, aunque aún tengo películas por ver, no me hago a la idea de no tener acceso a nuevas.

Otra cosa es mi lucha interna por la limpieza y el orden. El principal problema es que no termino de ver la casa limpia, por mucho que todos los días dedique pequeños ratitos al orden. Pero lucho por no convertirme en el hombre-mopa, y dedicar mucho rato a quitar manchas y polvo de suelo y muebles.

Aparte de esto, soy feliz, si un día quiero perrear en el sofá, no tengo testigos; puedo poner música sin miedo a despertar a nadie o a molestarle si está viendo la televisión; si hay algo sucio en la casa lo he causado yo, no tengo que esperar a que esa persona piense en limpiar.

Y lo mejor de todo es que siento que en la casa sólo se hace lo que yo quiero: yo pongo y dispongo.

viernes, 2 de mayo de 2008

Cuerpos bajo el sol




Que fue lo que hizo la media España que no se fue de manifestación, viendo las retenciones de tráfico que había por todos lados. Además decidimos ir a Cuesta Maneli, playa situada entre Matalascañas y Mazagón, en pleno parque de Doñana.


Primer problema: se acerca la romería del Rocío y tenemos que pasar junto a la hermita, por lo que había rocieros que iban para sus casas en la aldea.
Segundo problema: es inicio de puente y con el buen tiempo que no hemos podido disfrutar, por ejemplo, en semana santa.
Tercer problema: a la guardia civil le da por hacer controles, al menos a las 11 de la mañana y a las 7 de la tarde, con el consiguiente atasco propiciado.

Así que nos encontramos con un trayecto de menos de 1 hora realizado, tanto a la ida como a la vuelta, en 2 horas y media. Pero entre el charloteo y la música se nos hace, la verdad, ameno.
Y llegamos a la playa, tras andar más de un kilómetro por una duna, sobre un camino de madera.
El cielo es del azul que sólo puede tener cuando está cerca del mar y sin una nube. El viento no es nada molesto, ni refresca ni trae calor. La playa se va llenando de personas. Y el agua está muy fría.


Llegamos con el hambre que da el viaje y la propia playa, y comemos casi antes de ser las dos y seguimos hablando mientras que a nuestro alrededor empiezan a llegar grupos numerosos de veinteañeros (aunque yo todavía lo sea, a éstos les saco más de media década); y lo que prometía ser una playa desierta se va convirtiendo en una zona de botellón.
Por supuesto que acabamos haciendo el habitual paseo, en el que me quito las gafas de sol graduadas, para no tener señal, con el consiguiente despite al no distinguir a nada ni nadie de mi alrededor, pero sintiéndome más cerca del sol. Y descubrimos que, llegando a la playa, hay que elegir irse para el lado izquierdo, dirección Matalascañas, donde la playa, por ser nudista, está mucho más tranquila y es mucho más limpia. Y que conste que si no fuimos a esa zona fue porque las niñas con las que iba no querían ir.

De todos modos tuvimos lo mejor: la tranquilidad, el sonido del mar, la brisa. Y todos los cuerpos bajo el sol, en reposo, calentándose.

martes, 29 de abril de 2008

Dos de tres?

Según dice Carrie en Sexo en Nueva York (no recuerdo en qué temporada), todo el mundo en la City está buscando: bien piso, trabajo o pareja.
En el mismo episodio, al igual que me pasa a mí ahora, ella acaba de comprarse un piso, en el trabajo le va bien; pero le falta la tercera cosa: la pareja.
Y es que resulta ser una de la cosas primordiales, como ya he dicho otras veces, para estar insertado en una sociedad que basa tu valía en el dinero que ganas, las cosas materiales que posees (incluido casa, por supuesto) y el que estés saliendo o no con alguien (me encanta la cara de la gente cuando les respondes que no tienes pareja, como si les hubieras dicho que te han diagnosticado un cáncer terminal y te quedaran semanas de vida... en la peor de las agonías).

Hasta ahora he estado lejos de todo esto; hasta ahora que he caído en el circulo hipotecario. Esto me hace agobiarme porque necesito más sueldo para mantenerme. Mi equilibrio se ha tambaleado hasta el punto de pagar la hipoteca casi a medias con mis padres, y tener unas ganas locas de ganar más dinero, por necesidad.
Pero ya tengo mis 60 metros cuadrados donde descansar del resto del mundo (si el vecino de arriba me lo permite, que no deja de hacer ruido de vez en cuando). Eso sí, he notado que en mi casa los ruidos son humanos: se oyen voces, risas y pasos. Nada de motores ni pitidos.

Y entonces se puede decir, volviendo al inicio de esta entrada, que me queda un tercio para llenar el vaso, para no tener nada más que buscar, sino "acomodarme" en la felicidad (burguesa).
Bien, a pesar de estas últimas líneas, realmente tengo ganas de mariposas en el estómago, de escuchar el tono de un mensaje ilusionado por si será de quien quiero que sea, de cariño, caricias, mimos y de sexo; de compartir cosas no solamente con mis amigos (por maravillosos que ellos sean)y de buscarme en otros ojos.
Por todo eso, mi canción de la tercera parte, que echo de menos, es la siguiente:




Y pongo la letra:

I miss you
But I haven't met you yet
You are gorgeous
But it hasn't happened yet
You are gorgeous
But I haven't met you yet
I remember
But it hasn't happened yet
So special
But it hasn't happened yet
And if you believe in dreams
Or what is more important
That a dream can come true
I will meet you
I was peaking
But it hasn't happened yet
I haven't been giving
My best souvenir
I miss you
But I haven't met you yet
I know your habits
But wouldn't regonize you yet
And if you believe in dreams
Or what is more important
That a dream can come true
I, I, I, I miss you

I Miss you
I get so impatient
I can't stand the wait
When will I get my cuddle
Who are you?
I know by now that you'll arrive
By the time I stop waiting
Aaaaahhhhhhh Miss you
I miss you
So I miss you
I miss you
....
I miss you, miss you, miss you
...
I miss you....miss you

lunes, 28 de abril de 2008

Mi propia burbuja inmobiliaria

Por fin parece que todo vuelve a su cauce. Mi rutina diaria, la que he elegido tener (salvo que la primitiva me la cambie, claro está), poco a poco va tomando forma de nuevo en mi vida. Atrás quedan las tramitaciones con la inmobiliaria, las charlas con el banco, la elección de fecha para el notario, las mudanzas, la limpieza del piso y la pintura. Ya sólo queda la elección de pequeños detalles, que se pueden insertar en la rutina y no me inhabilitan para realizar mi vida con normalidad.
Y puedo volver a escribir.
Para quien no haya pasado por todo esto, puede pensar que todo es fácil y cómodo, pero no es así. Hay que, tras elegir piso, acordar, acordar y acordar. El precio final, los muebles que se quedan, la fecha de firma y la fecha de entrega de llaves. Y lo más sencillo se vuelve muy complicado a veces. Por otro lado tienes que buscar hipoteca, o, mejor dicho, que ella te busque a ti; porque estamos en una etapa de incertidumbre económica y las hipotecas no se conceden con la misma facilidad de antes.
Y una vez que ya has firmado y tienes las llaves, te sientes como gollum con su ansiado anillo en las manos. Te vas a la que ya es tu casa, y te pones a limpiar, meter cosas, pintar, limpiar de nuevo, hacer más mudanza...









Pero la mayor parte de esto ya está solucionado, ante mí se abre ahora una nueva perspectiva: vivir solo y afrontar una hipoteca, que me va a mantener ligado, junto con la propia convivencia, a mi nuevo hogar.

viernes, 29 de febrero de 2008

Y mientras espero...

Dejad las promesas, las lágrimas fingidas y los halagos.
Cuando el corazón es duro no causan estragos.
Crueldad intolerable (los hermanos Coen)


Las horas que dedicaba en el gimnasio las utilizo ahora para estar delante del televisor en plan catatónico, viendo series en versión original, por lo que el catatonismo es inglés.
De vez en cuando voy al centro. El otro día, por ejemplo, fui a descambiar unas camper que me había comprado este verano, pues tenían un descocido, problema de fabricación.



Me avisaron que fuera a recogerlas, que procedía una devolución. Como yo pensaba que serían unas zapatillas nuevas del mismo modelo iba muy contento, cuando me encuentro que me devuelven el dinero íntegramente, pero las zapatillas no se encuentran en el almacén, por lo que me quedo sin mis segundas camper.

A parte de estos dramas personales, la última gran cosa que he descubierto es que todos mis amigos están locos. Algunos de ellos incluso me calientan el oído, alabando lo centrado que soy. Pero, si estoy rodeado de amigos a los que les falta un tornillo, o tengo vocación de psicólogo o tiene razón ese refrán de que ellos se juntan.
Lo que no puede ocurrir es que salgamos de marcha y demos el espectáculo en la discoteca. Al principio está llena y la gente no se da cuenta, al final de la noche, los que no están muy pasados, se encuentran con un grupo de gente, donde uno está ligoteando, otro bailando solo en mitad de la pista, una se dedica a bailar pegada a la barra, mientras que la última en discordia se pasea por toda la discoteca bailando con todo el mundo, como si de una gogó interactiva se tratara. Y es que salirse de la norma tiene sus consecuencias, como que todo el mundo te acabe conociendo por el chico bailarín.

Pero últimamente, con tanta espera (oposiciones, destino, vivienda...) y con una considerable reducción de mis salidas nocturnas, sólo tengo ganas de bailar, bailar y bailar.
No tengo ganas de hablar mucho rato, nunca me ha gustado emplear la discoteca como sitio de charla, por que no lo es. Por eso, aunque cuando me hablan respondo de manera educada, prefiero emplear la noche en bailar, mientras controlo a mis queridos locos amigos. Miro a mi alrededor y veo al resto de la gente, sé que están ahí, pero principalmente está la música. Mi cuerpo está en la música y me voy hacia ella, y sólo percibo pequeños retazos de mi alrededor, cada cierto tiempo.
Disfruto como un enano, me divierto porque la noche es para mí y mis amigos y sé que a la vuelta a casa siento que la noche ha merecido la pena, porque he tenido risas y diversión a tope.

Esperando



A eso dedico lo que llevo de año.
Esperando a que me concedan la hipoteca, para poder ordenar el resto de mi vida ya en torno a mi casa nueva.
Esperando a conocer a alguien con quien sea viable volver a creer en la ilusión de caer en el amor, alguien en quien confiar, que no tenga miedos.
Esperando mi nueva vida, que seguramente será cómo la actual, en otro escenario situado a 800 metros, pero viviendo solo, aunque, espero, con amigos de okupas en casa.
Esperando a asentarme, para saber si el dinero que me quede me va a permitir apuntarme a un gimnasio, si voy a necesitar dar clases por las tardes para ir más desahogao' (léase como lo diría Carmina Ordoñez) y empezar a poner carteles por la barriada.
Esperando para ir al Ikea a comprar las cosillas que me hagan falta.
Esperando a que todo esto se solucione para sentarme a estudiar las oposiciones de promoción interna.
Esperando...

miércoles, 27 de febrero de 2008

Un poema



Este poema del Poeta (en palabras de Isabel Allende) lo leí por primera vez en el reverso de un disco de Extremoduro. Tras escuchar su directo, donde Robe lo recita, me lo he aprendido y me gusta, cuando llega el invierno, recordarlo.



A mis obligaciones.

Cumpliendo con mi oficio
piedra con piedra, pluma a pluma,
pasa el invierno y deja
sitios abandonados,
habitaciones muertas:
yo trabajo y trabajo,
debo sustituir
tantos olvidos,
llenar de pan las tinieblas,
fundar otra vez la esperanza.

No es para mí sino el polvo,
la lluvia cruel de la estación,
no me reservo nada
sino todo el espacio
y allí trabajar, trabajar,
manifestar la primavera.

A todos tengo que dar algo
cada semana y cada día,
un regalo de color azul,
un pétalo frío del bosque,
y ya de mañana estoy vivo
mientras los otros se sumergen
en la pereza, en el amor,
yo estoy limpiando mi campana,
mi corazón, mis herramientas.

Tengo rocío para todos.

PABLO NERUDA

Una canción

Mi relación con Alejandro Sanz (en cuanto a fan-artista), ha pasado por momentos de altibajos:
Al principio pensé que era sólo un producto para quinceañeras, pero ya con Alejandro 3 me empezó a llamar la atención.
Los dos siguientes me engancharon e hicieron que escuchara lo anterior con otros ojos.
Pero después vino "No es lo mismo", y, precisamente, ya no me pareció lo mismo.
Por último "El tren de los momentos", que me hizo volverme a subir al tren, pero del que me gusta esta canción, el primer single.
En estos días me levanto con la canción en la cabeza y acabo escuchándola.
Pongo la letra, porque me gusta y de vez en cuando se me podría aplicar.







A la primera persona

A la primera persona que me ayude a comprender,
pienso entregarle mi tiempo pienso entregarle mi fe,
yo no pido que las cosas me salgan siempre bien,
pero es que ya estoy harto de perderte sin querer, sin querer.

A la primera persona que me ayude a salir
de este infierno en el que yo mismo decidí vivir,
le regalo cualquier tarde pa los dos,
lo que digo es que ahora mismo ya no tengo ni siquiera donde estar.

El oro pa quien lo quiera, pero si hablamos de ayer,
es tanto lo que he bebido y sigo teniendo sed,
al menos tú lo sabías, al menos no te decía que las
cosas no eran como parecían.

Pero es que a la primera persona que me ayude a sentir otra vez
pienso entregarle mi vida, pienso entregarle mi fe,
aunque si no eres la persona que soñaba para… qué
voy hacer, nada.

Qué voy a hacer… donde los sueños, que voy hacer con
aquellos besos,
qué puedo hacer con todo aquello, que soñamos dime
dónde lo metemos.
Dónde guardo la mirada que me diste alguna vez,
dónde guardo las promesas, dónde guardo el ayer,
dónde guardo niña tu manera de tocarme dónde guardo mi fe.
Aunque lo diga la gente yo no lo quiero escuchar,
no hay más miedo que el que se siente cuando ya no
sientes na,
niña tú lo ves tan fácil, ay amor,
pero es que cuanto más sencillo tú lo ves, más difícil
se me hace.

A la primera persona que me ayude a caminar,
pienso entregarle mi tiempo, pienso entregarle hasta el mar,
yo no digo que sea fácil, pero niña, ahora mismo ya
no tengo ni siquiera dónde estar.

A la primera persona que me quiera juzgar
pienso entregarle caricias que ya no tenía guardás,
yo no pido que las cosas me salgan siempre bien,
pero es que ya estoy harto de perderte.
Y a la primera persona que me lleve a la verdad
pienso entregarle mi tiempo, no quiero esperar más.
yo no te entiendo cuando me hablas qué mala suerte,
y tú dices que la vida tiene cosas así de fuertes.
Yo te puedo contar cómo es una llama por dentro
yo puedo decirte cuándo es que pesa su fuego,
y es que amar en soledad es como un pozo sin fondo,
donde no existe ni dios, donde no existen verdades.
Es todo tan relativo como que estamos aquí,
lo sabemos, pero amor, dame sangre pa vivir,
al menos tú lo sabías, al menos no te decía que las
cosas eran como parecían.

Y es que a la primera persona que no me quiera juzgar
pienso entregarle caricias que yo tenía guardás,
niña tú lo ves tan fácil, ay amor,
pero es que cuanto más sencillo tú lo ves, más difícil
se me hace.

A la primera persona que no me quiera juzgar
pienso entregarle caricias que yo tenía guardás,
yo no digo que sea fácil, pero niña, ahora mismo ya
no tengo ni siquiera dónde estar.

Ni siquiera dónde estar.

lunes, 11 de febrero de 2008

The phone doesn't work

My job is asking phone, but now the phone is off. I think it is a software problem. On the other side, today is my first English exam, so I'm going to write in English.

I live in Seville since 1996. I came for studying Math and I started working here, although I've never wanted to come back to Cordoba.
The main different between Sevilla and Cordoba is the size, because I think people is really similar when weather is the same. Moreover, I can go to Cordoba whenever I wish.

Now I'm writting about me.
I love travelling, but I have two problems to do it: I don't have enough money and time. So I can only travel once a year. I'm going to buy a flat right now, so I think I can´t travel during two or three years. To purchase a flat in Spain is very difficult to young people.
I like reading, even I buy two or three books in a month or
check a book out of the library.
I like do exercise. I went to the gym, but now I have to save money. When I'd be owner perphaps I'll go to a cheaper gym or I'll go jogging, cycling, rowing... I can't predict what I wish.

P.S: I would thank your contribution for get better my written English.

Dos pequeños errores

Este fin de semana he descubierto que me había confundido en un "pequeño" detalle cinematográfico y, además, he cometido un error que ha repercutido en mi salud.

El primer error fue un despiste gordo de los míos. Resulta que en el último Festival de Cine Europeo de Sevilla del 2007 extrenaban, entre otras, la última película de Chabrol. Y yo con la perra de ir a verla, que había visto varias películas suyas en un ciclo de la Filmoteca de Andalucía (en Córdoba) en el año anterior. Vamos a ver la película y resulta que a mis dos amigas no les gusta nada.

A mí me choca que tenga poco que ver con las otras que películas que había visto en el ciclo, pero quizás había un cambio de estilo o es que, al tratarse de otro género, la dirección era distinta.
La verdad es que me gustó, de todas formas.
Hace un tiempo me recomendaron Sitcom, película francesa que vi, sabiendo que era la ópera prima de Ozon, director que me sonaba de algo y no sabía de qué.

Como me gustó mucho Sitcom y a mí me gusta tener varias películas de un mismo director, me da por mirar su filmografía y encuentro que el ciclo que habían realizado en la Filmoteca era de Ozon y no de Chabrol. Así que las películas que he visto y que tanto me han gustado eran de Ozon.

El segundo error es más escatológico. Ayer me dio por hacer habichuelas (chicharos), legumbre que no me gusta mucho y que no había cocinado antes. Resulta que las hago, me salen muy buenas y me las como. A la hora empiezo a tener unos gases horribles, en el sentido de un dolor increible de barriga que no me dejaba estar tranquilo. Al final decido hacerme un té (mi madre me lo aconsejó) y a la media hora de tomarlo vomito pero en plan niña del exorcista, con una potencia increible (si me hubiera dedicado a girar de pie hubiera pringado paredes y techo).


Había hecho dos 'tapers' que al final tuve que tirar por miedo a ponerme peor. Pues luego me vuelve a llamar mi madre y, contándole lo ocurrido, me explica algo muy simple: las habichuelas hay que dejarlas en remojo una noche e incluso hervirlas anteriormente y tirar el agua utilizada. Estoy seguro que no voy a olvidarlo.

viernes, 8 de febrero de 2008

Fantasmas

Con esta canción inicia Fangoria su último disco y el último concierto al que fui.
No voy a explicar por qué lo pongo.




FANTASMAS

Yo fui feliz
pero ahora mismo
el fuego anda junto a mí.
Las sombras van
cayendo en mis brazos
y no sé como evitar lo irracional,
lo que me mantiene aquí sin respirar.

¿Con qué fantasmas he de luchar?
¿de qué otro infierno
más me he de salvar?
¿ Y cuánto va a costarme
la idea de olvidarme
de cada sueño que ya traicioné?

Por ser feliz
me marcharía lejos,
muy lejos de mí.
El tiempo está
ardiendo en mis manos
y no sé como apagar lo que encendí,
y no puedo soportar vivir así.

¿Con qué fantasmas he de luchar?
¿de qué otro infierno
más me he de salvar?
¿ Y cuánto va a costarme
la idea de olvidarme
de cada sueño que ya traicioné?

Y a cada instante
me juro ser valiente,
no abandonar,
seguir así,
nadar contracorriente.

jueves, 7 de febrero de 2008

Los hijos no dan más que disgustos

Al menos eso me dice mi madre. Y en vista de la que estamos liando con la hipoteca, tiene razón, como en otras muchas cosas (esto lo escribo por que sé que ella no lee el blog, que no es bueno darle la razón mucho).
Resulta que ayer, como siempre, abro mi correo electrónico al llegar al trabajo. Son las 8 de la mañana y estoy, como cualquiera, un poquillo 'empanao' a esas horas de la mañana. Me encuentro con un correo, no un spam, de un nombre extranjero, el cual abro y me dedico a leerlo.
El que me escribe es el casero de un chico y director de una fundación de hospedaje en un país europeo. El chico, además de no pagarle el alquiler, ha hecho unas transacciones no muy legales de la cuenta de la fundación a la suya. Por lo que el chaval debía 4.500 eurazos.
Y lo más gracioso: yo, como padre de la criatura, debía hacerme responsable, ya que era menor de edad según la legislación de ese país.
Así que este señor pedía tener una reunión amistosa entre él, la madre de la criatura y yo.

Me encuentro con un hijo y sus deudas. Una reunión con una señora a la que debí conocer en el sentido bíblico, el cual no recuerdo. Y las primeras noticias que tengo de todo esto, en vez de ser el acto bíblico, son disgustos.



Mi miniyo (mi hermano de 22 años) y yo. Lo más parecido a un hipotético hijo que puedo tener.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Saturday night

Hay noches que pueden resultar extrañamente divertidas y la del sábado pasado (02/02/08) fue una de ellas.
Yo realmente había salido a tomar un café (té realmente) a casa de Rad; pero al final, entre sacar a la perra, dejar a la perra y volver a salir para tomar una cerveza; resultaba más cómodo empalmar.
Así pues, cenamos fuera y esperé a llegara que Pili (para más información sobre ella, consultar:

http://anthonytowers.blogspot.com/2008/01/writing.html

Tras varias copas en varios sitios, Pili y yo nos fuimos a una discoteca, donde empezamos a bailar en una zona por la que parecía que todo el mundo quería estar y/o pasar.
Esa noche descubría, entre otras cosas, que conozco a mucha gente en Sevilla y que salirse de la norma puede suponer una malinterpretación de las personas que te rodean.

La primera cosa extraña que hicimos fue lo siguiente: al estar, como he dicho antes, en un lugar por el que pasaba mucha gente, en un momento determinado nos encontramos separados por dos filas de personas que iban y venían. Entonces Pili, con sus 1'74 cms de estatura sobre unos taconazos, no se le ocurre nada mejor salvo estirar el brazo totalmente hacia arriba y, doblando la muñeca hasta dejar la mano flácida, grita:

-¡Antonio, que te pierdo!

No miré a nuestro alrededor para ver quién se había dado cuenta o no, pero empecé a reírme mientras me acercaba a ella.

Por supuesto, si ya durante esa noche nos habíamos reído bastante, eso nos hizo descojonarnos.

La segunda cosa extraña tiene que ver con la pasta de mis gafas:

En un momento en el que Pili se acercó para contarme una cosilla, al gesticular metió un dedo entre mi cara y las gafas, y éstas salieron volando. Inmediatamente nos agachamos a buscar las gafas. Yo, a pesar del riesgo de: perderlas o encontrarlas rotas con la consiguiente posibilidad de morir atropellado a la vuelta a casa; me tomé la situación con bastante sentido del humor, pues recordé:

en la tienda donde compré las gafas (no voy a dar el nombre, por no hacer más 'publicidades' en mi blog) tenían una lente junto a un martillo, para que el cliente pudiera probar la dureza de tus futuras gafas. Lo que sí me recalcó la chica que me atendió fue aunque las lentes sí eran irrompibles, la montura no lo era (imagino que algunos clientes quisieron demostrar a sus amigos y familiares las maravillosas gafas que se habían comprado)


Mientras buscábamos las gafas pensaba que si me hubiera puesto lentillas todo esto no hubiera sido tan raro. Estabamos cogiendo todo lo largo y negro que había en el suelo, es decir, las pajitas negras que suelen tener en ese local.

- ¡Qué apuro, qué apuro! -no dejaba de repetir Pili.
(Dos sábados antes había sido "¡Qué vergüenza, qué vergüenza!", por otro motivo que no voy a contar).

Las gafas no aparecían. Ya íbamos a ampliar nuestro campo de búsqueda cuando un chico, que había visto cómo salían las gafas volando, me las entregó con una sonrisa. Sólo pude decirle que la próxima semana saldría con lentillas.

Por supuesto, lo que quedó de noche no dejamos de reírnos y de bailar, lo que conllevó que a Pili le dijeran 2 ó 3 personas que pasaron junto a ella que íbamos muy 'calentitos', refiriéndose a que estabamos drogados, vaya, por el simple hecho de que fuéramos los únicos que estaban realmente bailando en la pista de una discoteca de música house. Si era porque a nuestra forma de bailar unimos que no dejábamos de hablar y reíamos, lo que no entiendo es cómo no nos preguntaron por nuestro supuesto camello.

jueves, 31 de enero de 2008

A writing



My friend's name's Pili. She's 27 years old. She studies Statistics at University. She's from Mallorca and has been living in Sevilla for 12 years.

She likes going out with her friends and dancing. She loves reading and listening to music. She doesn´t like Spanish films and Spanish music. She can dance all night but she can't go out without doing housework.

She's tall and thin. She has long dark hair and brown eyes.

miércoles, 30 de enero de 2008

Un libro, una película, una obra de teatro


La semana pasada terminé un libro que me prestó mi amiga Marta. El libro en cuestión es "La conjura de los necios", de John Kennedy Toole. Personalmente no me ha gustado mucho, aunque si el objetivo del escritor era no dejar indiferente al lector, lo consigue, pues te entran ganas de estrangular al protagonista, a su madre y al resto de personajes estrambóticos que van desfilando a lo largo de una trama ligera a la vez que divertida.

La semana pasada vi varias películas, aunque la que realmente me impactó fue "Paris, je t'aime"; formada por 18 cortos de distintos autores, cada uno en un barrio de París. El único problema que le he encontrado es que, dado el formato, se hace extraña la brevedad de cada historia, pues te quedas a veces con ganas de saber más.

La semana pasada fuí al teatro a ver una obra de Saramago, ese escritor que tanto me gusta. La obra, de 1993, es "In Nomine Dei", producida por el Centro Andaluz de Teatro. El autor nos acerca a las guerras en nombre de un dios, en particular a la ocurrida en Münster, Alemania, durante el siglo XVI. El problema para mí fue la duración (2 horas y 45 minutos), pues las sillas eran la cosa más incómoda que me he encontrado en mi vida y en la segunda parte hubo un momento que parece se alarga la trama.




http://es.wikipedia.org/wiki/La_conjura_de_los_necios

http://www.mangafilms.es/parisjetaime/

http://www.juntadeandalucia.es/cultura/teatrocentral/php/espectaculo.php?idSesion=117

martes, 29 de enero de 2008

My favorite day of the week (another homework)

My favorite day of the week is Saturday, because I don´t have to work.
I usually stay in bed until 10.00 or 11.00. Then I have breakfast and watch TV. After I do housework or go to the supermarket. I usually do the things that I can't do during the rest of the week.
I usually make a good lunch. After lunch I watch a film and talk to friend on the phone. I sometimes meet my friends.
In the evening I sometimes invite friends for dinner. After we go to pubs to drink and dance. I always see friends that I can't see another day.

viernes, 25 de enero de 2008

There is not chemistry


En las dos últimas semanas, ahora que he tenido que dejar el gimnasio y no quiero ponerme a estudiar hasta que no termine de arreglarse lo del piso, me estoy dedicando a hacer algo que llevaba años sin hacer: ver toda la tarde la televisión. Lo estoy haciendo gracias a que con el TDT se pueden elegir otros canales y escuchar las series en su idioma original. Así que me estoy dedicando a ver series (la mayoría infantiles) en inglés, para intentar reblandecer el oído.
En una de ellas, la protagonista, una chica de 14 años, le pedía al chico que le gusta que fuera su pareja para uno de los típicos bailes de instituto americano. El chico le comentaba que eran buenos amigos, pero "no había química". La chica aprendía en este episodio que por muchos colorantes que puedas utilizar para cambiar una relación, la química es algo que surge de forma natural y no se puede forzar.

De todos modos por mi cabeza pasaban problemas de química, pero no relacionados con la coloración, sino más bien con la decoloración. Pensaba en la imposibilidad de utilizar conservantes en las relaciones, conservantes que puedan evitar el deterioro del tiempo y la distancia. Y es que tenemos que empezar a pensar que vivimos dentro de una realidad espacio-tiempo (no quiero pensar en la existencia de un mayor número de dimensiones, al menos en las relaciones) que afecta a las fuerzas que nos rodean y afectan.
Me resulta bastante demostrada la afirmación de que cada relación tiene su momento y lugar; pues cuando ya no nos encontramos en ese punto, cuando ha pasado el tiempo y hemos cambiado el entorno, somos otra persona distinta y la química es sólo un recuerdo.

En esos casos, con la química perdida en manos del tiempo, se puede presentir que es "el comienzo de una hermosa amistad".

miércoles, 23 de enero de 2008

El viernes de Dolores

Aunque si les hacemos caso a los Martes y trece podríamos empezar diciendo "viennes de dolores", para acabar con la imagen de una persona que se acerca toa' doloría.



Bueno, intentando no hacer malos presagios, puedo decir que esa es la fecha tope para la entrega de llaves de mi primer pisito. Y sí puedo decir que es un presagio mariano, que ya añadimos a la dirección, la barriada y la zona. Si se dice que a todos los tontos se le aparece la virgen, creo que conmigo se va a quedar a vivir.

Por lo pronto sólo me queda ir al notario a firmar las escrituras, cosa que ocurrirá aproximadamente en un mes. Después empezaré a ver si hay que hacer pequeños cambios de enchufes y cosillas varias; antes de que mi hermano venga a pintar el piso, mientras mis padres y yo nos dedicaremos a hacer una limpieza profunda (familia unida).
En resumidas cuentas, para abril seguramente esté instalado y divinamente hipotecado. Prometo poner fotos del piso.

Nota: No explico mejor la dirección porque hay mucho psicópata suelto por la red, y uno está muy güeno.

Foto recogida de http://www.corto.tv/main.php?g2_itemId=3145

Los lazos del instinto


Es lo que yo entiendo que realiza el sexo entre dos personas. No sé dónde he escuchado que el sexo es una forma de conocer gente. E incluso de realizar un tipo de unión que no se puede crear mediante conversaciones o experiencias compartidas.
El sexo es una divertida forma de pasar el tiempo, es algo que nos une a otra persona y nos hace disfrutar.
Pero no es solamente eso. Y no solamente puedes buscar a una persona para realizar el acto.
Puedes tener sexo con una persona a la que quieres, a la que amas, con la que tienes una afinidad o simplemente que te atrae. Y puede ser maravilloso o decepcionante (al fin y al cabo, la famosa caja de bombones de Forrest Gump se puede aplicar a la futura pareja sexual).
Y no solamente tiene importancia el acto en sí, pues acabas teniendo prerrogativas que no alcanzas en las relaciones no sexuales. Una mayor atención telefónica, ayuda en los momentos difíciles, una intimidad diferente, distinta complicidad, coqueteo...
Y todo ello muchas veces con personas que conoces de poco tiempo, o con las que perdiste el contacto y lo recuperas de golpe.

lunes, 21 de enero de 2008

Y nos fuimos a Berlín



... a comernos las uvas. Se probaron, como no, unas cuantas salchichas y unas cuantas cervezas. Todo en sentido colinario, pervertid@.
Lo primero que te impresiona es la oscuridad en que están sumidas las calles, junto con la falta de personas humanas a las 11 de la noche.
Así que estás en una ciudad de más de tres millones de habitantes, con una tranquilidad que resulta pasmosa si lo comparas con el ruido y el estrés de ciudades españolas mucho más pequeñas (de Madrid ya ni hablamos).



Me gustó la ciudad, muy bien comunicada y donde pasear es un disfrute. El fin de año fue espectacular, con toda la ciudad dedicada a lanzar fuegos artificiales para celebrar el comienzo del año.

Y levantarse el primer día del año con una tormenta de nieve (y sin resaca).


Lo que más me impactó fue el monumento al holocausto, del que tuve que salir a los 5 minutos, ...




... y que la gente en las discotecas empujan mucho y por la calle, si tienen que decirte algo, te sonríen.


Por lo demás, los berlineses no son todos altos, con los ojos azules y guapos. Haberlos, haylos, pero muy pocos. En cambio, las chicas son algunas realmente guapas, nada que ver con la Elsa-bailarina que sale en Cabaret (en el número de Money).
Y quien quiera saber más, que coja un avión.





NOTA: He retocado las dos últimas fotos, por petición de la persona que iba a salir...

lunes, 7 de enero de 2008

Otro año más


Y vuelvo a escribir, tras unas semanas en que las fiestas me han impedido escribir al no tener un ordenador cerca.
Si tengo que pensar en este fin de año y compararlo con otros anteriores, lo primero que me viene a la mente es que éste es sin duda el que tengo más dudas y mayor inestabilidad emosional de todos.
Tengo dudas sobre dónde voy a vivir en el próximo año. A veces me entra miedo sobre lo que se me puede venir encima en el caso de comprarme definitivamente la casa, una atadura para mi libertad de movimientos hasta la fecha (salidas de copas y tapeo, compra de libros, viajes por Europa...) y una pequeña ancla a la hora de imaginarme viviendo en otra ciudad (que una vez que tienes tu casa, con tu super hipoteca, no te vas a ir a otra ciudad de alquiler).
Y para colmo están los propios bancos que me miran con cara de pirado al ver mi nómina, que por muy fija de funcionario-para-toda-la-vida, es más triste que Falete en Naturhouse (comparación escuchada a Patricia Conde). Vaya, que hacen todo menos hacerte pensar que puedes tirar pa'lante, por muchos apoyos paternos y opciones de ascenso que les expongas.
La cosa está por ver aún. Espero a mañana y a lo queda por venir del mes para poder saber si al final doy el salto y me hago hipotecado, renuncio al gimnasio y a algunas de las salidas que hago al cabo del mes o sigo siendo un alquilado más y me pido la ayuda del gobierno, hasta noviembre (que cumplo los 30).

Sobre mis sentimientos resulta más complicado hablar y más si tenemos en cuenta que a veces te encuentras con personas que parecen darte a entender que tu vida no avanza o no va por el camino que debería.
Sinceramente me resulta extraño comprobar que ya van varias uvas que me como sin tener pareja, lo cual resume bastante bien mi vida sentimental en estos últimos años. A esto se une que he tenido en los últimos años solamente amagos de relaciones y prácticamente nigún rollete de una noche, lo cual me hace plantearme muchas cosas sobre mi persona; en un momento en el que me interesa más la bajada de euribor y si realmente acabará desinflándose la burbuja inmobiliaria. Además de los hechos, si te encuentras con una persona que te mira con cara rara por contarle cosas sobre tus fantasmas, de los que no te preocupas, pero de los que hablas por formar parte de tu vida...
Mi vida personal está tendiendo a la realización de logros personales y al disfrute compartido con mis amigos, a la espera de la persona que me haga volcarme en ella, que llegará cuando sea el momento. Que, reinterpretando a Freud a mi manera, sublimaré el sexo durante el tiempo necesario para cumplir mis objetivos.

Fotografía realizada en el Pergamon Museum.