miércoles, 22 de abril de 2009

Mi cuerpo

Ayer me encontré en la piscina con un chico que conozco y al que veo muy de vez en cuando, y con quien estuve en la playa en agosto de 2007.
Me dijo que me veía más ancho (que no más cachas). En un principio lo atribuí a la natación, aunque él se sorprendió, porque solamente he ido 4 veces (ayer fue la quinta).
Me quedé pensando, pues en este año no he hecho mucho deporte, salvo lo antes mencionado y la bici. Pero, teóricamente, 4 sesiones de natación no hacen que ensanches el torso, aunque yo, al principio, quedé convencido, pues hago 40 largos.
De todos modos, sería recomendable repasar mi trayectoria deportiva, por que entre mudanzas, hipoteca y achaques varios, es bastante movidita. Por ese motivo, de un mes a otro las camisetas y los pantalones pasan de apretarme a quedarme holgados.

En 2004, a raíz de empezar a trabajar sentado en una oficina, me empezó a molestar la espalda, por lo que me apunté a un gimnasio, para hacer natación. Allí descubrí el pilates y el funky, e intenté hacer algo de musculación (sin tener mucha constancia, todo sea dicho).





El problema fue que en noviembre de ese año me rompí un brazo, por lo que estuve dos meses sin poder hacer nada.



En 2005 volví al mismo gimnasio, pero como estaba con las oposiciones liado, me dediqué principalmente a nadar y hacer musculación. El pilates sólo lo hacía algún que otro viernes.
En junio terminé contrato y me volví para córdoba, donde no hacía ningún tipo de deporte.

En octubre volví a sevilla, pero a otro barrio, por lo que me decidí a apuntarme a un gimnasio céntrico, donde hice musculación y pilates.

Ya en 2006, de vuelta a Córdoba, me dediqué a estudiar a saco las opos mientras cobraba el paro (prestación contributiva por desempleo para ser más exacto) y saqué un poquito de tiempo para nadar (aunque, sinceramente, no acabé el bono de 10 baños).


En mayo volví a Sevilla, con contrato de tarde, pero fue, si no recuerdo mal, por agosto cuando me apunté al gimnasio por la mañana. En este caso hacía pilates, batuka, natación y algo de tai-chi. Eso le seguí, de manera más o menos regular durante parte del 2007 (la foto, por ejemplo, es de mayo).



Pero en verano de 2007, el gimnasio tuvo problemas y los trabajadores se pusieron en huelga.

En ese momento ARWEN me comentó que me apuntara a su gimnasio, que es más bien carillo, pero tiene de tó'. Allí estuve unos cuentos meses, buscando las actividades que realizar: mucha musculación, natación y capoeira; aunque también hice algo de taekwondo(que tuve que dejar, por falta de tiempo).
Pero ya por diciembre me tenía planeado la compra de un piso y tuve que dejar esa cuota tan alta.


Entonces, en abril de 2008, en mi nueva casa, decidí hacer pilates, batuka y musculación (tengo pesas desde el tiempo de las pesetas, que no había utilizado realmente hasta ahora). Ya en agosto empecé a hacerlo de forma bastante regular, hasta que me di cuenta que algunas camisetas me quedaban pequeñas y reduje los ejercicios de musculación.



Este año 2009 lo empecé con una contractura, que me ha hecho dejar durante más de un mes la bici y la musculación.



Ahora, una vez recuperado y con la promoción interna a mes y medio, solamente me dedico a la bici y la natación, aunque en breve volveré a mis rutinas caseras, porque este verano defenderé, por encima de Siniestro Total y de quien haga falta, que más vale maricón de playa que punky.
Y, como estoy mi otro objetivo en pasar al Cuerpo de Administrativos, quiero hacer el nombramiento mejorando el Cuerpo.

1 comentario:

Arwen dijo...

Jo, tío, y yo me mataba en el gimnasio para nada... Ahora me matan otras cosas jajaja.
Muy buena la evolución. Y que sepas que vas mejorando con el tiempo y ganando en atractivo.